Posteado por: Alberto Rubio | 12 marzo 2010

Love Never Dies (2010).

“I gave you my music, made your song take wing, and now how you’ve repaid me: denied me and betrayed me”. (“All I Ask of You” – Reprise). “The Phantom of the Opera”.

Siempre se habla con recelo de las segundas partes. Tanto en cine como en libros y por qué no, en musicales también. La secuela de “Casablanca” era un reto muy grande de superar y se quedó a las puertas en su narración, por ejemplo. Y ahora, nos llega otro reto.

Gratamente puedo escribir hoy sobre un regreso esperado desde que terminó la última escena de “El fantasma de la Opera”. Ni más ni menos que se estrena la continuación del musical, titulado “Love Never Dies”. Una nueva obra de Andrew LLoyd Weber, maestro de los musicales que nunca defrauda. Esta vez su idea no se centró en crear una obra desde cero sino dar una nueva historia de amor e intriga para los muchos seguidores del clásico.

La nueva trama transcurre diez años después saltando de París a Nueva York, concretamente a Coney Island, la playa de Nueva York donde se juntan un parque de atracciones con teatros. Lugar donde acude contratada por un empresario del espectáculo llamado “Mr. Y”, junto a su marido e hijo. Las sorpresas vendrán cuando llegue allí y sepa quien es exactamente el misterioso empresario que la llamó… Su argumento es menos mágico y sobrecogedor que su antecesor pero no por ello menos romántico y dramático; y como anticipo que he conseguido, con buenas melodías, sobre todo la que le da el título a la obra.  

El actor que encarna al Fantasma vuelve a ser a cargo de Ramin Karimloo, que ya interpretó tres personajes en teatro y cine. Curiosamente siendo los tres amores de Christine. Y en las manos de Christine está Sierra Bogges que fue la intérprete de Ariel en La Sirenita. 

La obra gana y pierde. Gana en su nuevo escenario en vistosidad, pero pierde parte del suspense del argumento hacia ese personaje oculto de la Opera sin nada que ahora es un magnate de la Gran Manzana que aún ama a Christine y guarda su recuerdo en un maniquí con su figura que mantiene en su despacho. La duda vendrá cuando ella sepa quien se esconde tras el apodo de “Mr. Y” y no sepa si regresar a París por petición de su esposo o cantar en Coney Island como le ruega el Fantasma.

Su fecha de estreno fue en Londres el 9 de Marzo donde tuvo gran acogida, de ahí saltará a Nueva York el 11 de Noviembre, y en el 2011 hasta Australia. Y ahora viene el debate entre seguidores y detractores. Quienes creen que es un sacrilegio dar vida fuera de la Opera a la novela de Gaston Leroux, y quienes defienden la nueva historia. Habrá gustos y opiniones de todo tipo. Yo abogo por ambas opiniones (siempre he sido muy ambiguo, algo que creaba ciertos problemas), ya que considero que, a la vez que me llena de ilusión ver más allá, conocer el futuro de los personajes donde suponía el punto final, también creo en la necesidad en ciertas ocasiones de dejar tal y como están ciertas obras. Y cada uno, que cree las secuelas que crea son mejores…

Mientras, disfrutemos del nuevo libreto y de las nuevas canciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: