Posteado por: Alberto Rubio | 9 enero 2011

Amar en tiempos revueltos.

“¿Quieres muchos amigos?… Hazte indispensable y verás cómo te salen un montón.” – (Cayetana Guillén Cuervo en su personaje de Estela del Val en “Amar en tiempos revueltos”).

 

 

Aquella obra que nació en 2005 como una serie temporal de 6 meses en las tardes de la 1, fue tal su éxito con el tiempo, que ya suma 6 temporadas en antena. Sus tramas han ido evolucionando y madurando según las etapas de la España que retrataban. Así como sus personajes, que han ido calando más y mejor en los que cada día siguen la serie y sus vidas.

Por ello, tras su gran éxito, se decidió trasladarla al teatro y qué mejor que usar una historia en concreto de su quinta temporada. La que versa en este caso en el teatro Bellas Artes se ecntra en la compañía teatral de Estella del Val, que lucha por llevar a escena la obra de Salvador Bellido, un escritor represaliado, cuya obra censurada por el régimen “El diablo bajo la cama”, se verá en problemas para ser estrenada en nombre de Cristina Varea, la mujer del primo de aquel que se hace pasar por la autora. Todo ello, mezclando las vidas de sus protagonistas que rememoran aquella trama que ya conocemos de la versión televisiva pero, en este caso, muy bien trasladada a las tablas del escenario, donde se revive el amor que nace entre Cristina y Salvador que luchan por su amor aprovechando el estreno en París de la obra.

Entre los protagonistas nos encontramos a los mismos actores de la serie que reinterpretan los papeles que una vez ya hicieron en televisión y que aquí bordan con la misma maestría que entonces como son Cayetana Guillén Cuervo en el papel de Estela, Verónica Moral en el de Cristina, Jaume García como Abel, o Sebastian Haro como Gabino Cifuentes. Y a su vez, a nuevos actores que suplen a los originales pero que igualan a aquellos que desempeñaban sus antiguos roles, destacando Antonio Valero como Salvador, Ricard Borrás como Marcos, o Lara Grube que interpreta a Rosa y dos pequeños cameos.

Desde el principio y durante las 2 horas de función, la sintonía de cada tarde te introduce en escena y te sientes en el escenario al lado de ellos viendo cómo se entremezclan sus vidas y se va gestando el estreno de la obra. Tanto si se conoce la historia como si no, consigue envolverte y sentirte un personaje más de la serie/obra.

Destacan el constante cambio de escenario y vestuario, las entradas y salidas de los actores por el pasillo central de la sala, las interpretaciones de la locura de Jaume García, o los cambios de perspectiva en los que vemos a los actores interpretando “El diablo bajo la cama” mientras su autor/a lo ven en sus butacas o ver a los actores tras el telón de su obra, haciéndote sentir ver una obra dentro de una obra.

Así, su director Antonio Onetti, consigue mantener el espíritu de la serie de la que procede, con entretenimiento e intriga, gustando tanto a adeptos de la serie como a espectadores nuevos que descubren su esencia. Siendo en conjunto un estupendo homenaje a los millones de audiencia que consagra cada tarde en el sillón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: